25 jul. 2011

Otra vez yo...

¿Aló? ¿Con la Linea de Asistencia al Suicida? Tengo un grave problema. ¿Nombre? Alex Figueroa Dinamarca. ¿Importa en realidad que edad tengo? Bueno, tengo 32 años. Sí... si sé que me quedan muchos años más por delante, pero escuche mi historia y entenderá el porqué de mi situación. Si me he atrevido a comunicarme con ustedes es para que, una vez tomada la decisión, se sepa que no soy un cobarde que huye de sus problemas...

¿Aló? Sí, denuevo yo. No quiero que piense que soy un depresivo que al primer problema intenta quitarse la vida. Lo que sucede es que, pensando en mis problemas volví a pensar que mi vida ya no tiene sentido. Ya sabe usted cual era mi pasión antes de el accidente del que le había contado, y creo que eso era lo que me mantenía con ganas de enfrentar la vida. Pero ahora que perdí mis manos y no puedo tocar piano, siento que me faltan las fuerzas para salir adelante, me siento como una carga de la cual nadie se quiere hacer cargo...

¡Hola! Sí, soy yo, Alex. Esta vez no llamo para buscar ayuda, sino para agradecerle. Gracias a la ayuda que me han brindado, me he dado cuenta de lo bella que es la vida, y que no tiene caso amargarse por un problema, por muy grande que este sea. Sí señorita, la vida es un verdadero milagro que hay que aprovechar. Me gustaría que todo el mundo fuese capaz de comprender tan maravillosa verdad. Nuevamente le repito: ¡Muchas Gracias!

¿Aló? Sí, otra vez soy yo. Lo que pasa es que el otro día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario